miércoles, mayo 18

Día 3 - Una canción que me haga feliz


Mirror's Edge es un juego de video como pocos. Salió a finales del 2008, no a muchos les gustó, pero si recordó en muchos aspectos a Portal, un video juego único. Tal vez fue eso, tal vez la fama generada por Valve hizo que cualquier cosa que se saliera un poco de los estándares terminara comparándose con ellos y, obviamente, fuera visto como algo menor. Una de las mayores razones para eso fue que la canción principal en cada uno se llamara de la misma manera. El otro tema es bastante genial por muchas cosas, así que no la voy a poner acá, y no le voy a decir nada más al respecto. Me gustó mucho el juego. Le di palo, bastante, como a las cosas que a mi me gustan. Lo terminé una vez en PC, lo jugué otra para PS3. La banda sonora es compuesta por Solar Fields, quien se juntó con Lisa MisKovsky para crear este tema. Pero bueno, esa no es la canción que quería escoger.


Tiempo después salieron remixes, algo usual ahorita, y de todos esos me gustó el Teddybear's Mix, que aparece en una versión editada en el trailer que acabo de poner. Sí, le hace sentir a uno vainas. Still Alive produce una emoción bastante fuerte en el momento que aparece en el juego, justo antes de los créditos, cuando uno rescata a la princesa (ojo: todo siempre se trata de rescatar a la princesa, no se deje engañar) y se da cuenta que perdió parte de su vida saltando, trepando, corriendo, golpeando, y escuchando a Faith (una persona que claramente no existe) suspirar por su vida mientras la persiguen todo tipo de villanos, personas, helicópteros, hasta una suerte de ninjas, todo eso mientras uno sigue ahí sentado con la boca abierta y el culo hundido en una silla. Pero bueno, esto no es sobre la sensación de irrealidad que deja un juego (o un buen juego) sino de la canción que lo hace feliz a uno, y no es ninguna de esas dos. Pero están cerca.



Sophie Ellis Bextor es una cantante de no sé bien donde que mide aproximadamente tres metros, es cabezona, tiene cachetes gigantes y es blanca porque se le da la gana. Mientras no es divina ante el público o en un escenario, o durmiendo, o probablemente amamantando al hijo ese que ya debe estar grandecito le da por cantar cosas propias, o se junta con gente y saca maravillas como esa. No se me preocupe si en todo lo que voy a poner acá hablo de canciones de amor y todo eso porque es un tema en común, y a la larga si bien son clichesudas me gusta como suenan y las cosas que le despiertan a uno por ahí. Eso sucede con todas las canciones que puse hoy. Puede que no haya historia, o explicación, y todo esto es un invento mío para embaucarlo y hacerlo creer que sí hay algo importante pero no, no es así.

Ahí le dejo para que escuche, conozca, y raje si se le da la gana.

Todo eso por una canción que me hace feliz, y ya.

1 comentario: